Hipnosis

2017-10-05

Primero de todo definiremos que es la hipnosis.

La hipnosis es un estado mental, mediante las sugestiones e instrucciones generadas por un hipnotizador de forma consentida, estás proporcionan un estado de relajación profunda, estás sugestiones o

instrucciones pueden ser también autogeneradas (auto-hipnosis).

Leyendas urbanas sobre la hipnosis

¿Me pueden hipnotizar si yo no quiero?

Nadie puede hipnotizarnos si no queremos y no lo aceptamos previamente.

¿Es cierto que el hipnotizador tiene un poder sobre mi?

En absoluto, no es cierto, la hipnosis es tal como hemos explicado en la definición, una sugestión por parte del hipnotizador consentida por el hipnotizado que mediante su imaginación o atención consentida reproduce las instrucciones que se le dan, sea para mejorar en un tema terapéutico ó también lo que vemos como espectáculos en teatros ó televisiones.

¿Me puedo quedar en un trance hipnótico profundo y no despertarme?

No, lo que puede ocurrir es que hay personas con altos grados de ansiedad de estrés que llevan quizás tiempo sin relajarse incluso sin poder dormir adecuadamente y al entrar en ese estado de relajación hipnótico profunda pasen de ese estado al sueño fisiológico y se duerman y ello haga que ya no sean conscientes de lo que lo que le estemos diciendo, no hay que asustarse y en ese caso solo hay que dejarlos dormir y por si solos se despertarán.

Eso mismo nos puede pasar a nosotros mismos al entrar en estado hipnótico mediante la auto-hipnosis, os daréis cuenta si os pasa que despertareis al cabo de un rato.

¿Entonces, el hipnotizador no tiene un "don ó poder especial" para manipular mi mente?

No, en absoluto, solo si tú quieres cualquiera por el cual tú te dejes influir puede manipular tu mente, pero para ello no es necesario entrar en ningún estado hipnótico, si tu mente es débil cualquiera puede manipularla.

Diferencia entre hipnosis y meditación

Es una pregunta bastante habitual ya que con la meditación también estamos en un estado de relajación igual que en la hipnosis, por tanto ¿Cuál es la diferencia?, si es que la hay.

La meditación y la hipnosis como decíamos son parecidas en el hecho que creamos diferentes sugestiones para entrar en ese estado de relajación profundo y las dos técnicas nos pueden ayudar a mejorar nuestra calidad de vida, pero hay alguna diferencia.

En la hipnosis no se trata solo de entrar en ese estado de relajación profundo sino de actuar en nuestro subconsciente/inconsciente y cambiar esos parámetros, archivos, patrones de conducta aprendidos ó adquiridos que son los que nos impiden fluir de forma distinta a la actual, además nos permite ver y sentir el porque muchas veces inconscientemente no queremos cambiar esos comportamientos porque nos aportan algún tipo de beneficio. Es decir por ejemplo: alguien que tiene un problema en el trabajo y no lo quiere afrontar como excusa su cuerpo desarrollará una enfermedad que le ayude a conseguir su objetivo que es no enfrentarse a la realidad ir al trabajo, por tanto cuando se haga hipnosis o le hagan para rebajar su dolor de su enfermedad , se dará cuenta que el origen de ese problema de su enfermedad viene de algo más profundo que será el problema laboral, de ese modo actuando sobre ese origen será más fácil cambiar el patrón, archivo que está generando ese problema laboral y una vez cambie su problema laboral la enfermedad tiene tendencia a mejorar ó a desaparecer.

En cambio la meditación, generalmente nos enfoca más en el presente y futuro, en conseguir mejorar nuestra vida a conseguir objetivos, muchas veces sin tener en cuenta de donde viene esa carencia de objetivos no alcanzados, eso no quiere decir que a base de mucha meditación de búsqueda en nuestro interior no pudiéramos conseguir nuestro objetivo, lo que nos costará más tiempo en llevarlo a cabo, en cambio con la hipnosis vamos más directo al origen (causa) para resolver el problema (efecto) y nos permite también anclar estados emocionales positivos permanentes que nos ayudarán a ello.

En conclusión

En resumen la hipnosis no es el espectáculo que estamos acostumbrados a ver por la tele, gente famosa haciendo la gallina, etc. y que da la sensación que el hipnotizador solo con tocarte tenga un poder que hace que olvides todo y que estés bajo su control absoluto, nada más lejos de la realidad, siempre detrás de cámara hay todo un proceso previo de aceptación por parte del hipnotizado y de relajación profunda con unas ordenes post-hipnóticas que se activan de forma automática por ejemplo cuando dicho hipnotizador toca la frente del personaje haciendo que la persona entre en el estado hipnótico alcanzado detrás de cámaras.

Por tanto la hipnosis es algo mucho más serio que todo ello, hoy en día se aplica por parte de algunos psicólogos, psicoterapeutas, terapeutas con el fin de ayudar a mejorar en esos cambios de los patrones de conducta adquiridos y que son una buena base como complemento a otras técnicas que ayudarán a ello.

¿Que conseguimos con la hipnosis?

Cuando mediante la sugestión o las instrucciones antes mencionadas entramos en un estado profundo de relajación consentido, no solo ese estado lo obtiene el cuerpo sino también la mente consciente, con todo ello lo que conseguimos es que esa parte de la mente que nos está hablando continuamente se relaje y deje de juzgar constantemente al menos que reduzca el porcentaje de actuación, no debemos olvidar que en un estado hipnótico siempre estaremos alerta de las instrucciones que recibamos por parte del hipnotizador y que en cualquier momento si hay algo que no nos gusta despertaremos sin ningún problema ya que nadie tiene un poder de dominación sobre nosotros, sino que permitimos entrar en ese estado de relajación siempre que sea algo que aceptemos.

Por otro lado todo ese estado de relajación profunda especialmente de nuestra mente consciente será aprovechada para que nuestro subconsciente/inconsciente que no se relaja nunca que siempre está alerta incluso cuando dormimos, podamos hacer cambios de nuevos patrones de conducta más beneficiosos y todo ello lo conseguiremos utilizando nuestra imaginación, al fin y al cabo quien no ha imaginado tener algo en su vida y al final se ha manifestado en la realidad, por lo tanto que es imaginación y que es real, todo forma parte del todo.

Como explicábamos antes, nuestra mente consciente es la única que juzga y filtra toda la información que recibimos, impidiendo en muchos casos que los cambios necesarios en nuestro interior (es decir en nuestro subconsciente/inconsciente) se lleven a cabo, distintas razones son las que hacen que eso ocurra, una de ellas son nuestras propias creencias limitantes almacenadas en nuestra mente subconsciente/inconsciente, por ello a través de la hipnosis conseguimos bajar su nivel de alerta consciente para dejar de filtrar y juzgar y de ese modo será más fácil crear esos cambios en nuestros patrones de conducta.

Para entenderlo con un ejemplo:

Imaginemos que nuestra mente es un ordenador, donde la memoria RAM seria nuestra mente consciente y nuestra mente subconsciente/inconsciente seria el disco duro donde en este último residen los millones de archivos (recuerdos, patrones de conducta) y cuando detectamos una realidad en nuestra vida nuestra memoria RAM busca el archivo necesario en nuestro disco duro para actuar de un modo u otro. Así si borramos el archivo que nos hace actuar de ese modo y lo sustituimos por otro que nos convenga más, en pantalla veremos una imagen distinta y así crearemos una realidad bien distinta, la que nos hemos propuesto.



Entrevista en Radio Vilafant donde hablamos sobre Hipnosis....